Remedios Para la Gastroenteritis en los Niños

La gastroenteritis en los niños es algo que se da por la trasmisión de un virus por medio de una persona por contacto y se pueden mejorar mucho sus síntomas usando algunos remedios caseros.

La dieta blanda ayuda ya que el hecho de que coman la comida para tratar la gastroenteritis es algo muy importante pero además de esto, ciertos preparados naturales les ayudarán.

Hoy veremos unos remedios para la gastroenteritis en los niños y los paso a seguir cuando el niño tiene esta afección. El tratamiento de la gastroenteritis en niños varía según el caso y en realidad una dieta para la gastroenteritis en niños no tiene por qué ser a base de una dieta banda, arroz cocido, manzana cocida etc…Veamos por tanto cómo curar la gastroenteritis en niños con remedio caseros y naturales.

 

cómo curar gastroenteritis en niños

Síntomas de la gastroenteritis en niños

Los síntomas principales de que un niño está padeciendo una gastroenteritis son los siguientes:

  • Vómitos.
  • Dolores abdominales.
  • Diarrea.
  • Calambres.

En el caso de las diarreas, estas pueden venir acompañadas de sangre y/o moco aunque los síntomas en cada niño pueden variar, así como sus causas sobre todo dependiendo de la edad.

Las 24 primeras horas tras los primeros síntomas de gastroenteritis

En las primeras 24 horas que transcurren desde que hemos identificado una gastroenteritis, solo se debe de dar líquido al niño, agua depurada o filtrada, jugos o tés e infusiones para prevenir la deshidratación.

Después de este tiempo se puede dar al niño arroz, alguna manzana o pechuga de pollo y poco a poco ir añadiendo más alimentos pero con precaución ya que su flora intestinal y el sistema digestivo no está completamente recuperados.

Cómo curar la gastroenteritis en un niño con remedios caseros

Suero casero

Dar solo agua al niño no es suficiente ya que hay que reponer los electrolitos y para ello podemos elaborar un suero casero.

Lo que hacemos es hervir 1 litro y ½ de agua para asñi asegurarnos de que no hay microorganismos nocivos.

Cuando esté templada o fría le añadimos el jugo de un limón y una cucharada de sal marina, una de miel y otra de bicarbonato.

Le damos este líquido al niño durante el día para acelerar su recuperación y mantenerle hidratado.

Este es uno de los remedios caseros para la gastroenteritis en niños más recomendados y que mejor funcionan.

Té negro

Este té ayuda a frenar los síntomas de la gastroenteritis y ayuda también a mejorar el malestar de la persona, en este caso del niño.

Se le puede dar 3 tazas de té negro al día.

Agua de arroz para los bebés

Se puede decir que una En el caso de ser un bebé lactante, es recomendable darle agua de arroz que elaboraremos de la siguiente manera:

Hervimos durante 2 horas un litro de agua añadiendo 30 gramos de arroz. Tendremos que ir reponiendo el agua que se va evaporando.

Después colamos esta agua y una vez fría la guardaremos en la nevera.

Esta agua dura 24 horas y pasado este tiempo debemos de prepararla de nuevo.

Eneldo

Es bueno también como remedio para la gastroenteritis en los niños el darles 3 veces al día una taza de infusión de eneldo.

Se echa una cucharada de semillas de eneldo en la cantidad de una taza de agua hirviendo, se aparta del fuego y se deja que repose tapado unos 5 minutos.

Jugo de zanahoria

Lavamos, pelamos y cortamos en trocitos 2 zanahorias de tamaño mediano y las licuamos junto con un poco de agua filtrada o mineral.

Esto podemos hacerlo 2 veces al día para que el niño se recupere antes de la gastroenteritis.

También podemos añadir un puñado de espinacas.

Arándanos

Darle al niño un par de puñados de arándanos al día es bueno para cortar los síntomas de la gastroenteritis.

También es muy bueno el jugo natural de arándanos.

Calabaza

En este caso usaremos las hojas de la calabaza. Herviremos un puñado y ½ de hojas de calabaza en un litro de agua durante 10 minutos. Dejamos que repose 30 minutos más.

De este remedio natural le damos al niño hasta 4 tazas al día para acelerar su recuperación.

Manzanilla

Las infusiones de manzanilla son muy buenas para combatir los gérmenes y la inflamación.

Podemos combinarlas con el resto de infusiones.

Deja un comentario