Remedios Para la Gastritis En Perros

La gastritis en perros lo más recomendable es tratarle en una clínica veterinaria ya que en ocasiones se puede complicar y esto sería lo más recomendable. Veamos cómo curar la gastritis en perros de manera natural.

Sin embargo lo que si podemos hacer por un lado es prevenir y es de lo que hablaremos hoy además de que también veremos qué podemos añadir a la comida del perro en su comedero para que se mejore.

Como siempre os decimos, estos post no pretenden sustituir la visita al veterinario, solamente son remedios que ayudan a los perros en los casos en los que no se pueda llevar a los perros al profesional.

Prevención de gastritis en perros

Lo primero que tenemos que hacer mantener fuera del alcance del perro la basura y las cosas inapropiadas y que son indigestas para él y que el perro se pueda tragar.

La alimentación en el perro es algo fundamental y hay que alimentarles con alimentos libres de conservantes, colorantes y sustancias tóxicas. Sabemos que esto no es fácil ni mucho menos ya que la gran mayoría de los piensos comerciales contienen estas sustancias perjudiciales que acabamos de mencionar, pero si podemos escoger el pienso más ecológico seguramente.

Cuando al pero se le vaya a cambiar el tipo de dieta o de comida, conviene para no producir o agravar la gastritis, hacerlo de manera gradual.

Es más conveniente para prevenir la gastritis en perros el alimentarles con más raciones al día aunque más pequeñas, en lugar de darles solo una ración grande.

Tratamiento para la gastritis en perros

Hay muchos tratamientos para la gastritis en perros, que van desde restringir la ingesta de alimentos a evitar el contacto con lo que haya ocasionado la enfermedad y en ciertos casos el uso de los medicamentos.

Normalmente cuando un perro tiene gastritis lo que se hace es poner al perro en ayuno por periodos de entre 12 y 48 horas, con el fin de que la mucosa intestinal del perro se recupere.

La alimentación generalmente se detiene hasta que el perro no ha vomitado en el transcurso de al menos 12 horas.

Cuando el perro tiene gastritis tiene la tendencia de beber mucho agua, lo cual no es bueno ya que se puede agravar la situación produciendo vómitos al animal.

En estos casos lo mejor es que el veterinario nos diga qué hacer y qué cantidades de agua y cada cuanto hay que darle al perro, dependiendo de su estado después de que le haya examinado.

Después de que el perro haya pasado 12 horas sin vomitar hay que comenzar con una dieta suave, que sea baja en grasa y en sal.

La forma de alimentar al perro para recuperarle de la gastritis es de alimentarle con frecuencia pero con pequeñas cantidades durante unas 2 o 3 semanas e ir viendo si la gastritis se ha curado del todo.

Este tipo de dietas suaves para tratar la gastritis son también bajas en proteínas.

En algunos casos, como cuando la gastritis en el perro la ha producido una alergia alimentaria la dieta baja en grasa y en proteína se puede mantener durante meses.

Además hay algunos alimentos que le podemos poner al perro junto con su comida para mejorar la gastritis, sobre todo en el caso de que no podamos llevar al perro al veterinario.

Alimentos a añadir en la comida del perro

  • Yogurt: Por cada 5 kilos de peso, echaremos ½ cucharada de yogurt en su comedero junto con su comida.
  • Perejil: Los fitoquímicos que contiene el perejil ayudan al perro en casos de gastritis y picarle un poco mezclado con su comida le va a ayudar.
  • Espinacas: Si le damos un poco de espinaca picada con su comida haremos que el perro deje de comer cacas en el caso de que lo haga.
  • Calabacín y calabaza: La calabaza y el calabacín son bajos en calorías y tienen compuestos que ayudan al perro a superar la gastritis. Se echa una cucharada de estas verduras por cada 5 kilos de peso en su comida una vez al día.
  • Zanahorias: La zanahoria rayada en la comida del perro se usa también para los parásitos de los perros y en estos casos también le viene bien en estos casos.
  • Arándanos: A algunos perros no les gusta la piel del arándano por lo que para que los coman debemos cortarles a la mitad. Se añaden un par de arándanos en la comida por cada 5 kilos de peso del perro.
  • Remolachas asadas: Contienen betalaínas y compuestos fitoquímicos con propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias. Echamos una cucharadita por cada 5 kilos de peso.

Deja un comentario