Remedios Caseros para La Inflamación Crónica

La inflamación crónica se puede tratar de manera natural usando algunos remedios muy efectivos como ha sido comprobado gracias a sus propiedades antiinflamatorias ya que una vez más se puede curar sin recurrir a la medicina de la farmacia. Este problema puede derivar en enfermedades graves por lo que es muy importante tratarla a tiempo y con los remedios naturales no tendremos efectos secundarios.

Debemos saber que si el problema persiste la visita al médico es obligada, independientemente de que podamos tomar en muchas ocasiones algunos remedios naturales complementándolos con el tratamiento que nos proporcione el médico.

Los remedios caseros para la inflamación crónica que vamos a ver te van a ayudar si los empiezas a tomar con regularidad y son usados en muchas culturas por sus conocidas propiedades para reducir la inflamación.

remedios para inflamacion cronica

Como tratar naturalmente la inflamación crónica

Aloe vera o sábila

Remedio que consiste en usar el gel puro del aloe vera o sábila para frotar las articulaciones con él. Esto se hace varias veces al día. Ç

Además se puede tomar un par de veces o 3 a la semana un jugo con vegetales en el que añadamos la pulpa de una penca del aloe vera. Conviene empezar echando poca cantidad de pulpa cuando aún no se sabe si se tolera ya que a algunas personas les resulta fuerte para el sistema digestivo.

Por lo tanto empezaremos con una pequeña cantidad e iremos aumentando en según vamos viendo la tolerancia.

Jengibre

como tratar la inflamacion cronica de manera naturalPara saber cómo curar una inflamación crónica de manera natural hay que conocer una de las mejores medicinas naturales que tenemos a nuestra disposición. El jengibre es una raíz de la que en múltiples ocasiones hemos hablado en esta web.

El té jengibre que es uno de los también remedios efectivos para la artritis es muy bueno para la inflamación crónica. Se prepara poniendo a hervir un poco de raíz rayada de jengibre en una taza de agua hirviendo. Se debe de retirar el fuego sin dejarlo que hierva. También podemos añadirle manzanilla

Manzanilla

Las infusiones de manzanilla se pueden beber para tratar naturalmente la inflamación crónica pero con ella además podemos usarla en las articulaciones en las zonas inflamadas para calmar el dolor y reducir la infamación.

Hacemos una infusión cargada con 2 o 3 bolsitas de manzanilla o 2 cucharadas de flores de manzanilla y cuando esté tibia con la ayuda de una tela o gasa la aplicamos en las partes del cuerpo que necesitemos.

Cúrcuma

La cúrcuma para la inflamación crónica es otro de los remedios naturales muy recomendables de tomar. Ideal también en el tratamiento de la artritis, esta especia es otra de las maravillas que nos ofrece la naturaleza.

Si tienes este problema de salud, además de beber cada día un vaso de agua con una cucharadita de cúrcuma y si podemos añadiendo un poco de pimienta negra, ya que cuando la cúrcuma se toma con pimienta es mejor absorbida por el organismo, podemos también usarla para condimentar nuestros platos.

Miel con canela

Uno de los remedios caseros para la inflamación crónica es usar la miel junto con un poco de canela y lo hacemos echando 2 cucharaditas de canela y 2 cucharaditas de miel en un vaso de agua que beberemos en ayunas.

Es una bebida antiinflamatoria pero la miel debe ser natural para que sea tenga más propiedades y sea más efectivo el remedio.

Corteza de sauce

Sirve para tratar problemas en articulaciones y en los músculos inflamados así como la gota. Es un remedio natural ideal para sustituir los antiinflamatorios como los de tipo de aspirina.

La infusión se prepara echando unos 50 o 60 gramos de corteza de sauce por cada litro de agua que pongamos a hervir. Dejamos que hierva 10 minutos y después que repose otros 15 minutos.

Podemos tomarlo a diario pero en el caso de ser mujer en etapa de lactancia no es recomendable y tampoco para las personas alérgicas a la aspirina.

Vinagre y miel

Para la inflamación aguda también podemos tomar otro remedio casero que la reduce y se prepara también de modo muy fácil. A un vaso de agua le añadimos 2 cucharaditas de vinagre de manzana y 2 de una buena miel natural de abeja.

Lo tomamos todos los días en ayunas nada más levantarnos.

Consideraciones importantes

  • La inflamación crónica es fuente de muchas enfermedades como son la obesidad, problemas cardiacos e incluso el cáncer.
  • Altos niveles de insulina favorecen la inflamación y esto acelera el envejecimiento prematuro
  • Para evitar la inflamación crónica hay que eliminar el consumo de azúcar y harina blanca y hacer ejercicio de manera regular.
  • Reducir lo más posible el estrés ayuda a evitarla y evitar su empeoramiento.
  • Otra de las claves es evitar la hipertensión y reducir la presión arterial alta naturalmente.

Deja un comentario