Remedios Caseros Para la Bronquiolitis

La Bronquiolitis se trata de una enfermedad que normalmente ataca a los niños menores de 2 años, que tiene un origen vírico y que produce la inflamación de los bronquiosLa bronquitis por otra parte suele afectar tanto a niños como a personas adultas. Por suerte siempre hay alternativas naturales para curar las enfermedades. Veamos los remedios caseros para la bronquiolitis y así poder aliviar sus síntomas y acelerar la recuperación.

Las gotitas que se expulsan por la nariz o las secreciones son las responsables del contagio como también lo puede ser el contacto de la mano con la persona afectada.

Fisoterapia

Uno de los remedios caseros para aliviar la bronquiolitis en bebés es usar la fisioterapia dando palmaditas en la espalda y en el pecho del bebé ayuda a que se movilicen las secreciones de sus bronquiolos.

Buena hidratación

Imprescindible entre los remedios para la bronquiolitis en bebés o en niños. Es muy importante dar frecuentemente de beber al niño o bebé en el caso de que sea él quien tiene la bronquiolitis. La hidratación es algo fundamental para poder curar más rápido esta enfermedad.

Lavado frecuente

Es muy importante también aspirarle los mocos al niño con un aspirador nasal o bien una pera de goma y de ese modo evitaremos que las flemas suban a las vías altas.

Baños de vapor

Ayudan a aliviar la obstrucción de las vías respiratorias y la eliminación de la mucosidad en niños y son necesarios además de que aspiremos las flemas al niño.

Sauco

En una taza de agua hirviendo añadimos 2 cucharaditas de flor de sauco. Hay que tomar esto 3 veces al día mientras los síntomas perduren.

Humidificador

Uno de los remedios caseros para la bronquiolitis más recomendados es hacer uso de un humidificador, con el que usemos vapor frío para asñi evitar la congestión de las vías respiratorias y en el caso de que la congestión sea más nasal se recomienda un humidificador de vapor caliente.

Remedio con eucalipto

EL eucalipto es muy recomendado para todos los problemas de vías respiratorias y para los resfriados. En casos de bronquiolitis, en una taza de agua hirviendo echamos una taza de hoja seca picada de eucalipto, lo dejamos tapado retirado del fuego y que repose durante 15 minutos.

Para los adultos la dosis es de 3 tazas al día mientras que en niños la dosis es de taza y ½. Se toma hasta que los síntomas de la bronquiolitis hayan desaparecido.

Inhalaciones de eucalipto

En 2 tazas de agua hirviendo echamos 4 cucharadas de hoja de eucalipto. Cuando rompa a hervir echamos ese líquido en el recipiente con agua caliente en el que hay que realizar las inhalaciones.

Es bueno hacerlo antes de dormir.

Deja un comentario