Cómo Limpiar Cubiertos Fácilmente – (CUBERTERÍA BRILLANTE)

Cubertería brillante podemos tenerla fácilmente si aplicamos alguno de los trucos de limpieza caseros que vamos a ver en este post. Va a parecer que acabamos de comprarla y no importa lo sucia que esté.

Aplicando remedios caseros aprenderás cómo limpiar cubiertos sean del material que sean sin la necesidad de comprar productos químicos que además suelen ser tóxicos puedes dejar tu cubertería como nueva. Tus tenedores, cuchillos, cucharas y de más objetos de cocina te lo agradecerán.

limpiar cuberteria

Cómo limpiar cubiertos con remedios caseros

Bicarbonato

Nos permite dejar los cubiertos limpios fácilmente y es que el bicarbonato de sodio es una maravilla de producto que siempre deberíamos tener en nuestro hogar.

Cogeremos un recipiente o cuenco en el que podamos limpiar la cubertería cómodamente. Lo llenamos de agua caliente y le añadimos bicarbonato de sodio. Pueden bastar unas 2 cucharadas soperas dependiendo de la cantidad de cubiertos que necesitemos limpiar.

Removemos el agua con el bicarbonato para que se disuelva lo más posible y después introducimos la cubertería que deseemos dejar limpia y brillante y la lavamos como lo haríamos siempre.

Los enjuagamos bien y los secamos con un paño que esté limpio. Es una manera natural de limpiar los cubiertos y sirve además para limpiar manchas complicadas.

Para abrillantar la cubertería el uso del bicarbonato de sodio es el truco sin ninguna duda ideal.

Limpiar cubiertos de plata

limpiar cubiertos de plataSi quietes saber cómo limpiar cubiertos de plata en casa, además de usar el bicarbonato como acabamos de ver, puedes aplicar este truco. Lo que hacemos es preparar un recipiente en el que colocaremos en el fondo una capa de papel de aluminio. Le echamos agua muy caliente y sal marina e introducimos la cubertería dejando en remojo 5 minutos.

Pasado este tiempo sacamos la cubertería de plata y los secamos con un paño limpio y seco. De este modo conseguimos limpiar la cubertería de plata dejándola bien brillante y reluciente.

Amoniaco o alcohol de quemar

Quitar manchas de los cubiertos podemos hacerlo en el caso de que estas sean oscuras frotando un algodón empapado con alcohol de quemar o con bicarbonato. Después los debemos lavar con jabón normal. El lavavajillas con el tiempo en ocasiones acaba dejando manchas oscuras en la cubertería y este truco casero es recomendado en esos casos.

Para manchas de óxido

Para quitar el óxido de los cubiertos usaremos el siguiente remedio casero: Cogemos una cebolla y la cortamos por la mitad. Le untamos azúcar y lo que haremos es frotar con suavidad el cubierto con las manchas del óxido. Lo dejaremos que actúe unos minutos y después lo lavaremos con jabón normal.

Este tipo de manchas salen por el lavavajillas y el contacto con la sal o la cal. Es recomendable usar en los lavavajillas los cubiertos de acero inoxidable estando separados de otros materiales, como por ejemplo en el caso de la plata.

Deja un comentario